Tratamientos contra las termitas

Las termitas son insectos sociales y viven en colonias constituidas por miles, incluso millones de individuos. Existen millones de especies de termitas en el mundo, pero las más comunes son las termitas subterráneas.

Estas, viven bajo tierra y consumen principalmente madera antes de que esta se descomponga en la naturaleza (árboles cortados en bosques, madera para calefacción, madera en construcciones edificadas por el hombre como vigas, marcos de puertas y ventanas o incluso mobiliario) y materiales que contengan celulosa.

Pasos a seguir para el tratamiento de la madera

El primer paso es realizar las medidas de saneamiento tales como:

  • Eliminar las goteras y fuentes de humedad.
  • Cambiar las canalizaciones en mal estado.
  • Cambiar las piezas de madera por haber sido atacadas no son resistentes o su refuerzo mediante implantes especiales (resinas, etc).
  • Cerramiento de grietas y hendiduras con cemento para impedir el paso de los termes.
  • Destrucción de los túneles de paso (chimeneas) construidas por los termes.
  • Drenajes que corrijan las filtraciones.

Tras realizar las medidas de saneamiento, procedemos al tratamiento químico tanto del terreno y muros como de la madera.

En el caso de las termitas subterráneas, al no conocer si el termitero se encuentra bajo el suelo de la edificación o en el exterior de esta, debemos realizar tratamientos químicos de forma tal que impidan el acceso de los termes a la madera, tanto estructural como ornamental, es decir que debemos crear barreras protectoras en el suelo en los muros y en la madera.

El objetivo es el aislamiento de la edificación mediante barrera química que impida el acceso de los termes y para ello se eligen áreas próximas a los cimientos de la edificación (cerramiento, muros de carga y pilares) en la periferia del edificio.

Realizaremos orificios en el suelo con una separación del muro de 15 cm y con una distancia entre un orificio y otro de 20 cm. La profundidad de los orificios estará en función de los cimientos, siendo lo habitual entre 40 y 45cm.

Utilizando inyectores, se introducirá el caldo biocida en dosis de 5 – 8 litros por inyector, de tal forma que se solapen por capilaridad las bolsas insecticidas y no queden espacios abiertos por donde puedan penetrar las termitas.

El objetivo sigue siendo el mismo que en el tratamiento de suelos, el aislamiento mediante barrera química insecticida de la edificación para impedir la penetración de las termitas.

La forma de realizar el tratamiento químico va a depender de la anchura de los muros. Para muros de anchura menor a los 40 cm que se realizan orificios en una sola cara; para anchura superior a los 40 cm se realizan los orificios por las 2 caras para que todo el muro quede impregnado.

Trataremos los muros exteriores y los muros, tabiques, etc. interiores, de forma tal que las barreras insecticidas que creemos impidan a las termitas el acceso a la madera que contenga la edificación.

Tratamiento de la maderaEl objetivo buscado es el de crear barreras toxicas que actuaran como curativas en el caso de que haya larvas de insectos xilófagos en el interior de la madera y como preventivas de futuros ataques.

En el caso de los termes es imprescindible realizar tratamientos con inyección para impedir que ataquen el interior de la madera y aconsejable la pulverización exterior, ya que protegerá la madera no solo de los termes sino de cualquier tipo de insectos xilófagos.

Exterminio termitasUna vez realizada esta fase del tratamiento pasaremos a tratar todos los elementos de la madera estructural y decorativa ubicada en el interior, tales como vigas, marcos de puerta, de ventanas y de armarios empotrados, escaleras de madera o cualquier otro elemento que se encuentre en el interior y sea susceptible de ataques por las termitas.

Tratamiento de TermitasSu principio de funcionamiento se basa en la difusión de un producto biocida a la totalidad de los individuos de la colonia. Este biocida tiene un efecto retardado y es distribuido en forma de cebo conteniendo una formulación especial que será consumida por las termitas obreras. Poco a poco, mediante la trofalaxia el conjunto de la colonia será intoxicada y morirá.

El ingrediente activo es un regulador del crecimiento de los insectos (IGR) que controla las termitas al interferir con la formación de la quitina, componente del exoesqueleto o piel del insecto. Cuando la termita trata de mudar, es entonces cuando se produce la muerte.

Cebo TermitasEl IGR actúa de forma que su distribución por la colonia actúa sin que esta lo pueda detectar, ya que si las termitas detectan un componente tóxico adoptarán un comportamiento de precaución dejando de consumir el cebo instalado.



Donde estamos

Aparicio Tratamientos
Parque Empresarial Táctica Algepser Nº 20-2, 46980 Paterna, Valencia.
96 134 54 04

aparicio@apariciotratamientos.es

Redes sociales

Nosotros te llamamos